¡Cerro Gloria!

Una de las principales actividades que hacer en Mendoza capital es subir hasta el Cerro de la Gloria. Ubicado detrás del parque San Martín se puede acceder al cerro tanto en coche por un camino pavimentado, en bicicleta o a pie a través de los senderos.

En la cima del cerro hay un parador, estacionamiento para dejar el coche y el imponente monumento Nacional al Ejército de los Andes, todo un símbolo de Mendoza capital y dedicado a la de la liberación de los pueblos llevada a cabo por el General San Martín.

Además de contemplar el gran monumento, el cerro de la Gloria ofrece unas vistas espectaculares al parque San martín y la ciudad de Mendoza. Es ideal para pasar la tarde con unos mates.

¡Parque San Martín! 

 

El gran espacio verde de la ciudad de Mendoza es el parque San Martín, ubicado en el oeste de la ciudad. Diseñado por el paisajista Carlos Thays, abarca unos 17 kilómetros de extensión con gran cantidad de esculturas y calles interiores.

El portón de hierro y que marca el acceso al parque San Martín fue comprado en París y diseñado en Escocia, originariamente para un sultán. En la parte superior de los portones destaca el escudo de Mendoza.

Entre las esculturas más destacadas del parque San martín se encuentra los caballitos de Marly, dos pequeñas figuras ecuestres construidas en mármol de Carrara y que pertenecían al Palacio de Marly de Luis XIV, y la fuente de los Continentes.

 

 

¡Plaza Pedro del Castillo!

 

 

En la zona histórica, la plaza Pedro del Castillo es la más antigua de la ciudad y el lugar donde se produjo la fundación de Mendoza. En la parte central de la plaza resalta el monumento a Pedro del Castillo, fundador de la ciudad.

Contiguo a la plaza se encuentra el museo del Área Fundacional, un centro que cuenta la historia de la fundación de la ciudad en 1561. A través de objetos, piezas, fotografías y maquetas narra la evolución de Mendoza capital a través de los siglos, especialmente antes y después del terremoto sufrido en 1861.